lunes, 2 de julio de 2007

LA LENGUA NO TIENE HUESO

Siempre he opinado que cada persona en este mundo tiene la total libertad de opinar sobre cualquier cuestion, no importa cual sea esta. Muchas personas pensaran que no tiene caso que alguien opine sobre algo que no tiene idea o que no sabe, pero he notado que es parte de la naturaleza humana el decir algo cuando se te pregunta, lo que sea con tal de decir algo. La verdad es que si lo miras bien, cualquier opinion que aporte algo acerca de un tema, es buena. Se aprende de todo, de lo bueno y de lo malo. Sin embargo en lo que si no estoy de acuerdo ni he estado nunca, es en cuanto a opinar acerca de la vida de alguien cuando estas persona no esta presente. Pero igualmente he encontrado a traves de los diversos escenarios en qeu me desenvuelvo, que es muy frecuente el oir "chismes" o simplemente como una persona habla mal de otra, u opina acerca de su proceder, sobre todo cuando esta persona no esta presente. Se que es muy dificil erradicar este mal habito, y lo malo es que las personas que estan acostumbradas a esto, te miran con desconfianza cuando no te unes a sus comentarios. Si, por ejemplo, publico en este blog situaciones de mi vida personal y cotidiana, estoy exponiendo estos hechos al publico en general y por tanto, tengo que aceptar los comentarios y las criticas. Siempre he pensado que de grano en grano se hace la playa, y estoy tratando de aportar mi granito de arena, no siguiendo el juego de las personas que actuan asi. Eso no me hace mejor persona pero me siento bien conmigo misma. Trato de usar los tamices de Socrates:
En una ocasion que un discipulo suyo llego corriendo a contarle algo, el le dijo:
A ver, vamos a ver y ya pasaste eso que me vas a decir por los tres tamices?
El primer tamiz es LA VERDAD, es verdadero lo que me vas a decri?
No, le contesto el discipulo.
El segundo tamiz es LA INTENCION es bueno lo que me vas a decir?
No, contesto el discipulo.
Y el tercer y ultimo tamiz es LA NECESIDAD es necesario que me lo digas?
No, contesto nuevamente el discipulo.
Entonces, hijo, si no es verdadero, ni bueno ni necesario que me lo digas, poruqe mejor no lo olvidamos?

1 comentario:

iconoclasta dijo...

Es muy común creer que somos paladines de la libertad de expresión y cualquiera dirá que está de acuerdo en que todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión sea cual sea, lo cual es casi un cliché....lo malo es que no reaccionan con la misma objetividad cuando alguna de esas opiniones es diferente a la suya.

Por eso, si en un blog opinas distinto a ellos estallan en improperios o de plano dejan de visitarte.

En tu caso, he comprobado que no eres así, lo cual es bastante difícil de hallar en la blogósfera.

CONTENIDO PROTEGIDO POR: