domingo, 15 de junio de 2008

Mi padre....


Es muy noche ya...llego a la casa de mi papa y subo los escalones silenciosamente, por si esta ya dormido. Entro en la habitaciòn en semipenumbra, y ahi està el, dormido, solo en la cama matrimonial.

Mi corazon se encoge de dolor y de ternura por este hombre solitario, mi padre, que ahora con sus ojos cerrados, y la mitad de su corazon y su cama vacios, se ve tan fràgil, tan pequeño.

Siento deseos de abrazarlo, de cargarlo en mis brazos y consolarlo.

Yo perdi a mi madre, mi abuelo, mi abuela... el perdiò la mitad de su vida y su corazon que se fue con mi madre, el apoyo y la seguridad que se llevo mi abuelo- su padre-, y el amor y los recuerdos con su madre. No puedo siquiera imaginar cuanto dolor sintio y debe anidarse aun en su corazon, cuanto sufrimiento le causa la ausencia de su esposa, la compañera de su vida.

De pronto, recuerdo como cuando era niña, y mis padres estaban separados, yo lloraba y gritaba cada vez que el iba a visitarnos y tenia que irse ya, y como el lloraba porque no podia llevarnos con el. Recuerdo como siempre tuve el deseo de tener un buen trabajo y ayudarlo, de que nadie lo hiriera, de que no sufriera ninguna desilusion o desaire. Y yo fui quien comenzo a desilusionarlo, a desairarlo, a pelearme con el, a enfrentarlo.

Ahora, mirandolo mientras duerme, se que esta mejor ahora que la bondad de la inconsciencia aleja de su mente el dolor de las ausencias, el dolor del amor perdido.

Y quisiera tener de nuevo cinco años, y obedecerlo en todo, quisiera ser la niña buena que el y mi madre deseaban, quisiera haber sido mas obediente, mas dedicada, menos rebelde y egoista,

Es tarde ya para mi madre. Pero aun no para el.

Hoy, el dia del padre, no quiero prometerle nada, quiero hacer un compromiso conmigo:

Mi padre, el, es lo unico que me queda de mi infancia, el es mi seguridad y mi apoyo, y quiero ayudarlo, apoyarlo, y que el sepa que puede contar conmigo, como aquella vez cuando yo, desesperada, asustada y muy triste le confese mi embarazo, y el me dijo:

"esta es tu casa y aqui no te va a faltar nada, y siempre tendras todo mi apoyo".

Ahora, lo beso, y hoy, como muchas noches que he venido en silencio, cuando el duerme ya, me voy discretamente, y lo dejo que en su sueño se reuna de nuevo con el amor de su vida.....

2 comentarios:

Jesús Mtz dijo...

Los Papas siempre seran muy indispensables en nuestras vidas.
Saludos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Jo!..
Me has hecho llorar..
No sabes como puedo entenderte..
que puedo decirte!..
Sigue apoyandolo.. llenalo de alegrias y momentos inolvidables..
has que se sienta util.. y que sepa que tu aún lo necesitas...

precioso post.. me veo muy conmovida..

abrazos a los dos..

CONTENIDO PROTEGIDO POR: