viernes, 20 de mayo de 2011

Esto tambien pasara....

la titubeante llama de la vela  con la que ilumino la habitacion, baña estas paginas con una luz amarilla que produce sombras vacilantes conforme mi mano avanza escribiendo estas lineas.
Me siento una escritora de siglos pasados, casi desearia tener un tintero y una pluma de ave para completar el romantico efecto de esta noche nublada, iluminada con velas blancas.
Diana entra a la casa como una rafaga de viento fragante y fresco, cantando, se sienta frente a mi y sus grandes ojos brillan con la luz de la vacilante llama entre nosotras.
Me dice que me hace falta un tinetro y una pluma como en la escena de "Mujercitas" cuando Jo escribe su novela en la noche, iluminada con un  pequeño cabo de vela, mientras el crujir del papel y el susurro de la pluma deslizandose sobre el, llenan el silencio. Mis dedos no estan manchados de tinta como los suyos, pero sonrio al escuchar a mi dianita decir exactamente lo que yo estaba pensando.
Estamos a oscuras, pero tranquilas en nuestra mutua compañia, juntas en la alegria, juntas en el dolor. Mi bebe me abraza y mira ensoñadoramente a un punto invisible en el techo. Y no nos molesta la ausencia de energia electrica, hemos descubierto la lntimidad y el regocijo que produce la semipenumbra.
Me doy cuenta qeu no me cansa tanto escribir de forma manuscrita. Es, ademas, mas intimo y personal. Las sombras en la pared me dan la sensacion de estar observando una pelicula, como si esa sobmra que escribe fluidamente no uese yo, sino alguien mas, alguna alma del pasado que rememora sus andanzas, sus pasiones, sus mas secretos deseos y los plasma en un diario para la posteridad.
Pensar en esto me distrae un poco del dolor eterno, de la certeza implacable.
Deseo entonces no ser yo, sino otra persona, alguien que escribe acerca de mi, alguien que marca mi destino con papel y pluma.
Ansio tanto tener control sobre lo que sucedera.
Pero no es asi.
Entonces me doy cuenta que soy mi propio personaje, soy la heroina de mi novela y soy tambien la escritora. Yo hago mi historia. Yo vivo mi historia.
Puedo ser y hacer lo que yo quiera.
Los niños estan sentados frente al televisor, leyendo tambien  a la luz de las velas, Sus rostros tenuemente iluminados, crean en mi memoria un imperecedoero recuerdo que ahora eternizo en estas lineas.
Esta es mi felicidad.
Ellos son la parte mas importante de mi vida, son mi familia, mi pequeñisimo nucleo familiar.
Estamos juntos. No nos falta nada.
Como decia la rosa de "El Principito":
" ya pueden venir los tigres con sus garras, no tengo miedo, porque yo tengo mis cuatro espinas para defenderme..."
Por eso no importa si nos alumbramos con velas, si ahora todo parece estar en nuestra contra, si existen tantos obstaculos en el camino, que debemos superar.
Estamos juntos.
Esa es nuestra fuerza.
Esto tambien pasara....

No hay comentarios.:

CONTENIDO PROTEGIDO POR: