martes, 21 de agosto de 2007

Lo que nos espera...



Trato De explicarle a mi hijo menor, que hoy ingresa a primaria que la escuela no es como el jardin de niños. Lo siento frente a mi, y le hablo con calma miràndolo a los ojos:
-Yuyo, en la escuela no vaa a poder salirte del salòn cuando se te pegue la gana como en el Kinder.
-¿Porquè ¿- Me pregunta con su mas inocente mirada. Sè que sabe porquè pero le sigo el juego.
- Porque tienes que estar dentro del salòn y obedecer a tu maestra. Ademàs quiero que me prometas que vas a poner atención cuando te hable la maestra.
- Si,- me dice, y voltea a mirar por la ventana.
-Yuyo, te digo que pongas atención, eso quiere decir escuchar lo que te estàn diciendo.
Entiendes?
Me mira detràs de sus lentes, y me dice
-En el Kinder un niño que se llamaba Santiago siempre se robaba el lonche de una niña.
-Yuyo, te digo que si entiendes què es poner atención.
-Y yo te estoy diciendo que en el Kinder los niños se salìan del salòn y a veces me aventaban.
-Yuyo, no me pones atención ni a mi.
- …pero yo no les pegaba porque no quería que me quiebren mis lentes….
Así por el estilo. No se si padezca déficit de atención me voy a enterar ahora que entre a la escuela. Lo que tiene es que es muy curioso. Siempre esta preguntando cosas como:
-Porque saturno tiene anillos?
- tenemos bichos también en los pulmones?
- Si me muero Diosito me revive?
- Porque tenemos que comer?
Y cosas por el estilo. No podemos ver una película sin que estè preguntando por todo lo que sucede en la pantalla. Todo le causa curiosidad. Sabe utilizar muy bien las pinzas y el desarmador, así que continuamente abre y desarma los aparatos electricos que no sirven y su papà tiene guardados porque “algún dìa” los va a reparar. El otro mi hijo me preguntò:
-Mami, como se meten los bebès en la panza de las mamàs?.
Gulp¡ Yo había escuchado hacìa poco en un programa a una sicòloga infantil que a los niños había que hablarles de esas cosas con naturalidad, sin mentirles, y hablàndoles de acuerdo a su edad, contestando solo lo que pregunten y no ahondar en el tema si no siguen preguntando. Así que me armè de valor y le dije:
- Mira, cuando un hombre y una mujer se quieren, se juntan para hacer una familia y se casan. Los bebes nacen cuando la semillita del papà se junta con la de la mamà, dentro del vientre de èsta, así que el hombre le da a la mujer semillitas para que se junten con las de ella y se forme el bebè que crece dentro de la panza de la mami..

-Aaaaah¡, entonces la mamà se come la semillitas del papà.
-Pues… si es una manera de decirlo. Me entendiste?
-Si, ya sè entonces como entran los bebès en la panza.
Yo pensè que todo había quedado clarìsimo, hasta que una semana después, preparè una ensalada para comer. La preparè con lechuga, tomate, apio, manzana, y rodajas de pepino. Yuyo comenzò a comer àvidamente (le gusta mucho la lechuga), pero después de un rato lo vi que miraba con atención su plato. Dijo que ya no querìa y se levantò de la mesa. Cuando hube levantado los platos de la cena, entrè a la recàmara y vi inusualmente quieto a Yuyo, con su cabeza recargada en sus manitas, recostado boca abajo en mi cama. Le preguntè que le pasaba. Me mirò gravemente y me dice:
-Mami, cuànto se tarda eso de los bebès¿
-Que? Que nazcan?
-Si.
-Nueve meses, porque?
-Es que quiero saber cuando va a nacer mi bebè porque me comì las semillitas del pepino¡¡¡¡….
Me diò mucha risa su ocurrencia, pero mirè sus ojitos preocupados y entendi y comprendi que le había omitido información, pensando que no podria digerirla por su edad, lo subestimè y el llegò a una conclusión errònea, así que le explique que los hombres no se embarazan, que es otro tipo de semillitas. Total que tuve que sacar la enciclopedia y explicarle todo, para que no se siguiera angustiando.
Esta situación que parece muy còmica, en el fondo me dejò pensativa sobre la manera en que pensamos que piensan nuestros niños. Nosotros creemos que comprenden todo como si fueran mayores, pero ellos tienen muchas dudas, y hay que observarlos y explicarles con responsabilidad. Yo me lamentè de haberle escondido detalles en aras de la vergüenza o el morbo que hay alrededor del tema. Pero lo mejor es explicarles con sencillez y sin que les dè la impresión de que todo alrededor del sexo es malo.
Con todo, mi bebè en ocasiones es bueno para sacar conclusiones :
Mi compañero en ocasiones se duerme en otra habitación porque yo siempre tengo la luz encendida toda la noche y èl no puede dormir. La razòn es que sin lentes yo no miro casi nada y si està oscuro no veo definitivamente nada, asì que èl no me obliga a apagar la luz. Prefiere irse a dormir a otra habitación en las ocasiones que la luz no lo deja dormir. Yuyo dormìa con nosotros, pero siempre sigue mucho a su papà. Por lo que esa noche, mi hijo querìa dormir con su papà, así que me dijo:
-Mami, me voy a dormir con Papi porque lo voy a cuidar- Yo sè que se siente mas seguro con su papà que conmigo y que en realidad es èl el que tiene miedo, pero no lo contradigo.-
-Pero yo tengo miedo, mi amor, y a mi quien me va a cuidar?.
-Tienes miedo?… bueno, entonces te cuido a ti…-me dice, no muy convencido.
Se recuesta junto a mi y mira largamente el techo de la casa, pensativo. Se le iluminan los ojitos y me dice:
-Mami, tengo miedo.
-Pero no debes tener miedo, yo estoy contigo.
-Pero tù tambièn tienes miedo- “Buen punto”, pienso.
-No debes tener miedo, porque Diosito te cuida.- le digo.
-Pero donde esta Diosito? Yo no lo veo.
-Estè en todas partes, Es Dios.
-Ahorita està aquí en este cuarto?
-Si mi amor,- le digo, pensando que ya lo tranquilicè-.
-Aaaah¡- y luego me dice levantàndose de la cama- entonces que Diosito te cuide, y yo me voy a cuidar a Papi, si?….
Es un angelito, y no le quiero coartar su curiosidad, que lo va a llevar a descubrir cosas por si mismo. Todos tenemos grandes esperanzas para nuestros hijos, el mío quiere ser medico y bombero e ingeniero. Yo se que va a lograr lo que el quiera. No importa, yo espero que de todas formas se divierta mucho en el intento.


No hay comentarios.:

CONTENIDO PROTEGIDO POR: