viernes, 3 de agosto de 2007

Persiguiendo al conejo blanco....


Por Enesima ocasión mi madre me recuerda que tengo que darle el acta de nacimiento y las calificaciones de mi hijo mayor que el proximo año escolar cursara segundo de secundaria. Y por enesima ocasión prometo llevarle todos los documentos mañana. Invariablemente “mañana” nunca llega. No se que circuito falle en mi cerebro que olvido las cosas instantáneamente. Algunos compañeros de trabajo notaron esto y me comenzaron a llamar “Dori”, como la pececilla que es coprotagonista en “Buscando a Nemo” y que siempre alega que tiene perdida de memoria inmediata. Porque las cosas que han pasado hace mas de una semana las recuerdo bien.
Una amiga me dice que es solo falta de atención, porque siempre ando a las prisas, pero todo llego al colmo cuando trabaje de gerente en una empresa que ofrecia servicios de limpieza por contrato. En una ocasión que fui por mis hijos a casa de mi madre, uno de los supervisores me llamo por telefono. Conteste, y con el celular en una mano y los niños de la otra los encamine a esperar el taxi que habiamos llamado. Un rato después se estaciono un vehiculo, y de inmediato, y aun hablando por telefono abri la portezuela del auto y comencé a subir a los niños. Ellos protestaban, y yo discutiendo por telefono, los regañaba y continuaba acomodandolos en el auto. Luego me subi yo y cerre la puerta, entonces termine de hablar, y fue cuando me di cuenta que en los asientos delanteros, dos policias me miraban fijamente, mientras mis hijos se desternillaban de risa… los había subido a una patrulla….
Si, se oye bastante comico, pero en realidad es algo vergonzoso…. Sobre todo cuando otras personas se dan cuenta o te regañan por eso… en alguna otra ocasión cuando mi hija que hoy tiene 11 años, tenia 6 y comenzaba la educación primaria, su maestra me mando llamar… yo hacia mil conjeturas mientras me encaminaba a su salon de clase … había pedido permiso en mi trabajo y tenia que regresar pronto. Cuando llegue la maestra estaba acompañada de la sicologa de la escuela . Pense: Esto es grave”… entonces me dijo la maestra: Señora la citamos para que nos explique Usted porque permite o alienta que la niña consuma este tipo de bebidas: entonces me mostro una lata cerrada de CERVEZA que traía en su lonchera… me fue bastante difícil convencerla de que por error había tomado la lata de cerveza en lugar de la de jugo del refrigerador… como siempre, estaba de prisa poniendo su almuerzo en la lonchera, y no voltee a mirar lo que tomaba de el refrigerador…..
A veces hasta he pensado que yo deberia de estar bajo supervisión de un adulto (mi marido dice que soy un peligro para la humanidad, cuando le digo que mi nombre significa “auxiliadora de la humanidad”)…. Lo bueno de todo este asunto es que nunca ha sucedido algo grave y todo se limita a inofensivos olvidos o descuidos que hacen reir al resto de mis conocidos…. No fui mala estudiante y jamas he tenido mala retencion pero solo es limitativo de los libros, clases o cosas que conscientemente quiera aprender… lo demas me pasa de noche… es por eso que la comida queda salada porque olvide que ya le había puesto sal y le pongo de nuevo, o desabrida, porque temo ya haberle puesto sal y no le pongo…. Cuando mi marido me reclama le digo: “Ay, no te quejes algunos niños en el mundo no tienen ni que comer tu por lo menos tienes comida desabrida”….
Frecuentemente me encuentro entrando a una habitación y preguntando ¿a que vine?... otra cosa que me sucede es la reaccion a la cual le llamo “seguir el conejo blanco”, que es cuando estoy buscando una cosa, y mientras la busco miro otra cosa o recuerdo algo que me hace comenzar a hacer otra actividad, actividad que me lleva a encontrarme con otra idea o acordarme de algo mas que tenia que hacer, y comienzo a hacerlo… y así sigue y sigue, hasta que mi hija me grita: Mami, la toalla¡¡¡…. , y entonces yo, que estoy ya acomodando fotografias en un album (no me pregunten que asociación de ideas me llevo allá) recuerdo que buscaba eso: Una toalla.
Ah¡. Pero los cumpleaños de mis hijos no los olvido…. Aunque la ultima vez que quise regalarle algo a mi marido por su cumpleaños, ya habían pasado tres meses….
Inscribi a mi hija en un curso de computación que impartian frente a mi trabajo para tenerla cerca (y no olvidar que estaba ahi), pero en mas de una ocasión tuve que devolverme en taxi casi llegando a mi casa, porque se me olvidaba ir por ella….
Si mi vida dependiera de ello tal vez no se me olvidarian tanto algunas cosas, por lo demas,,, es uno mas de las caracteristicas que me describen… se que habra personas que digan que soy una conformista, que deberia tomar pastillas, o algún suplemento vitaminico…seria buena idea, si no olvidara tomarmelas.
Hay cosas peores en la vida, y gracias a dios, no tengo Alzehemier, o cancer o leucemia…. Lo que si se es que lo realmente importante no lo olvido y si lo olvido es que no era importante…. Se que voy a seguir olvidando detallitos, distrayendome con facilidad y realizando una y mil veces los “siguiendo al conejo blanco”.
Y como siempre, el angel de compañero que tengo me dirà que soy una descuidada y distraida, que ponga atención…. Tan lindo el, siempre apoyandome: Tu puedes¡¡¡¡¡
Olvido las llaves, pero todos lo hacen, me pongo dos pares de zapatos distintos, pero hago reir a mis hermanas, hace tanto tiempo que olvido el cumple de mi compañero que para mi sigue teniendo 23 años…..y como diria un amigo: Mi nombre no es Alejandra…. Ese lo invente porque no me acordaba del real…….

No hay comentarios.:

CONTENIDO PROTEGIDO POR: