viernes, 28 de septiembre de 2007


Sigo aquí, junto al rio
Pero no soy la misma. Y sin embargo, corro junto a las pristinas aguas de mis recuerdos
Mis ojos están llenos de tu imagen que se refleja en el rio, y mi imagen te acompaña, y juntos en el, nos sumergimos, como antes….
Sigo aquí, no me he ido.
Pero no te espero, sucede que mis raices se han quedado al margen del agua que hace fecunda la tierra, y no puedo alejarme por mas que quiera.
El fantasma de quien fui vaga desolado por la rivera amada, gimiendo la tristeza de la soledad, como la llorona de nuestras pesadillas infantiles, o aquel oso gigantesco de mi sueño que me atrapaba y, como una uva arrancada del racimo, me devoraba, y despertaba al caer por el oscuro pozo de su garganta.
Estoy aquí , sigo junto al rio
Y el viento lleva mis quejas, que no llegaran a tus oídos, aunque no lloro mas por tu ausencia. Pero ella, quien antes fui, llora desesperada, y con los ojos inundados de tu recuerdo, abre sus brazos esperando encontrarte.
Cuando mi cuerpo muera, y mi recuerdo sea solo un fantasma mas en el viento del otoño, y la tierra se alimente de el cuerpo que contuvo mi esencia por tanto tiempo, te dire aun:
Aùn sigo aquí, junto al rio… de donde no me irè jamas.

No hay comentarios.:

CONTENIDO PROTEGIDO POR: