miércoles, 3 de octubre de 2007

Personas interesantes

Quienquiera que seas
Hay una persona mas joven que cree que eres perfecto.
Hay trabajo que jamás se harà si tù no lo haces.
Hay alguien que te extrañarìa si te marcharas.
Hay un lugar que solamente tù puedes llenar….

Hace algunos años conoci a una persona que se graduò en cierta prestigiosa universidad como Ingeniero ennosequecosa, y la verdad no importaba en que se graduò.
Según me confesò, el tìtulo le costò solamente una caja de Whiskey como un regalo al profesor de la ùnica materia que reprobò (en el resto había sacado “suficiente” o sea 6).
Y esto me lo dijo en la forma mas natural del mundo cuando un día, llego a la oficina a la hora de la comida èl que era mi jefe, y me encontró estudiando para una beca que estaba solicitando para la Universidad. Iba a presentar un exàmen de Càlculo ese día a las 5 y decidì dar un repaso general a la hora de la comida.
Fue cuando llego el y me regañò por no estar trabajando.
Claro que era la hora de mi comida y eso le dije. Según el opinò no tenia caso que estudiara si era mujer y un hombre me iba a mantener (retrògrada machista¡ le dije, y no entendiò què era retrògrada,)
Ademàs dijo, el dinero lo arregla todo, no tenia mas que mirarlo a el que ya era Ingeniero ennosequefregadera, se había graduado el verano pasado, y ahora era mi jefe. Eso, según èl, me desmostraba lo lejos que puede llegar alguien con suficiente astucia (la verdad no estoy segura si entendia el tèrmino) como para vadear los caminos convencionales (como estudiar, hacer tareas y esforzarse), que no eran sino trabas que inventaba el gobierno y los Estados Unidos de America para atrasarnos y convertirnos en robots, e ir directo a lo verdaderamente importante que era sumarse a la fuerza de trabajo productiva,. Así hablaba mi ilustre jefe. No me hubiera asombrado si me hubiera hablado de los extraterrestres
Y todo lo que el decía- continuaba-me lo demostraba el hecho de que èl se divertìa mientras yo quemaba mis ya inexistentes pestañas esforzàndome por algo que tal vez no valiera la pena.
Si, era muy listo.
Era de hecho, tan listo que se enojò muchìsimo cuando le dije que el sol es una estrella (Pero como es posible, si es muy grande¡, además tù no has visto que lo sea) y que si, contra lo que el pensò toda su vida, las estrellas NO tienen picos, ni siquiera forma porque son gases en combustión nuclear.
Afirmaba a pies juntillas que las estrellas tenìan picos, eran sòlidas, frìas y el las había visto. Casi se desmaya cuando le dije que la mayoría de las estrellas que observamos hoy en el firmamento están tan lejos que tal vez hace mucho que esten extintas y hasta ahorita nos llegue su luz. “¡¿Ahora me vas a decir que hay fantasmas de estrellas?¡”
Por lo demás sentía una aversión visceral por Estados Unidos y los gringos , lo cual lo llevaba a la cara opuesta, sentía, según el un gran amor y lealtad por el Chè Guevara, Fidel Castro y Cuba ,que no era fruto de una convicción ideològica, sino solamente por “fregar”-como el decía- a los Estados Unidos. Y Estados Unidos temblaba de miedo solo de pensar en la cruel venganza de aquel Ingeniero en quiensabeque.
A cambio de esta falta de información, conocìa el veneno preciso para matar la plaga de hormigas, sabia sin consultar el reloj la hora, solo viendo la posición del sol, y como hacer para que un rosal creciera recto. Sabia si un huevo era fresco o tenia un pollito en ciernes, y también olia la lluvia a kilómetros.
Aunque era obstinado, machista e irascible, era buena persona.
Vivìa en un rancho en las afueras de la ciudad y le encantaba el campo, la siembra, los animales, a menudo se enfadaba porque llovia en la ciudad y decía que aquí la lluvia es inútil que debería llover en los sembradios donde es aprovechable el agua que cae. Amaba , como yo, el aroma a tierra mojada y a yerba recién cortada.
Sostenìamos largas discusiones filosòficas y tècnicas en las cuales la parte filosòfica y tècnica la proporcionaba yo y la parte de la discusión el.
Aunque en ocasiones me tenia arrobada explicàndome los procesos de siembra, y como quería crear una màquina para hacer lluvia.
Eran unas plàticas tan amenas, porque era un aspecto divertido, el cùmulo de creencias controvertidas y encontradas que poseìa. Era casi infantil, pero en el fondo bastante ilustrativo. Me gustaba platicar con el a pesar de lo que pudiera pensarse.
Yo no sè si a el conmigo y a menudo me pregunto si a las personas les gustarà conversar conmigo, porque ellas me tienen que soportar a mi. Hay gente que he notado que me mira con cara de what?¡, o me ignora, o como mi hermana Blanca dice: “Tù sigue hablando, yo solo oigo que dices pio pio pio pio”.
Esas conversaciones con el Inge eran tan interesantes como las que sostengo con mi hermana menor. Normalmente hablamos de todo, a ella le gusta mucho escribir, y en eso nos identificamos. Pero me gusta mas cuando dice cosas como hoy, que le dice a su hija:
“Todavía nos falta parte de tu tarea. De los 6 niños hèroes ya tenemos a Agustin Melgar a RODOLFO DE ANDA y nos faltan nada mas los otros 8, que quien sabe como se llaman.”
Me rio a carcajadas un buen rato y luego me mira gravemente y me dice: Rodolfo de Anda es un actor, verdad?”… ah, si, lo dije de broma.
Mis pobres hermanas crecieron con el flagelo de la comparaciòn que mi padre les imponìa. Yo no necesitè nunca que me explicaran las cosas y hacia mi tarea sola. Siempre tuve muy altas calificaciones en las escuela y obtenìa diplomas en varios aspectos de la escuela, artisticos y de aprovechamiento. No me esforzaba en ello, y tampoco me importaba demasiado. Como yo era la mayor, mi papà pensaba que poniendome como ejemplo, los demás iban a ser igual que yo.
Pero todos somos diferentes y cada quien tiene sus habilidades y virtudes así como sus defectos. Y yo tenia y tengo muchos de esos.
Pero mi papà no lo veía de esa manera.
Así que mis hermanas, sobre todo, no así mi hermano, crecieron con la idea de que eran tontas o que no podían.
Mi hermana Erica, ignorò la situación, o sea le valiò y se dedicò a lo suyo; mi hermana Blanca, lo sufriò y se quedó con el trauma (todavía hoy es bastante insegura) y mi hermana menor, fue la que se atreviò a tratar de derrumbar el mito de Alejandra la Gloriosa.
Aunque fuera solamente en perseverancia me sobrepasò, a mi gusto escribe mejor que yo, y a pesar de sus defectos (que todos tenemos) y que en ocasiones me han afectado y ella sabe porquè, es valiente, emprendedora, ordenada y cariñosa.
No todos somos unas lumbreras, yo no soy Einstein ni mucho menos, hay muchísima gente mas inteligente que yo, o con mas capacidad o con cualquier cosa o habilidad mejor, mucho mejor.
Pero también hay personas que no precisamente fueron los primeros de la clase ni los mejores en cualquier cosa, pero tienen sus habilidades y sus virtudes.
Algunas mucho mejores que sacar dieces u obtener diplomas (que no te sirven de gran cosa en la vida real), como ser honestas, simpàticas, optimistas, solidarias, amorosas…..y un largo etcétera que nada tiene que ver con el cacumen. Pero que es mas importante que èste.
Porquè? Porque es interesantìsimo escuchar las opiniones y las experiencias y creencias de los demás.
Mi abuela Rosa, por ejemplo nunca fue a la escuela porque tuvo que trabajar de niña y jamás aprendiò a leer ni escribir, pero era buenìsima en hacer cuentas, sus consejos eran sabios y un día me sorprendiò con la siguiente adivinanza:
A ver- me dijo,- resuelveme este problema: Un pastor sacaba a pasear sus ovejas todas las mañanas y todas las mañanas se encontraba a un campesino que le gritaba: Adiòs pastor de 20 ovejas¡. El pastor no tenia 20 ovejas y le fastidiaba que le gritara aquello así que un día le contestò: No soy pastor de 20 ovejas, pero si tuviera èstas que tengo, otras tantas como èstas y la mitad de èstas entonces estarias en lo correcto. ¿Cuántas ovejas tenia el pastor? Yo tenia 8 años, y todavía no conocia el àlgebra pero hice mis càlculos y le contesté: tenia 8 ovejas.
¿Cómo una persona como ella te preguntaba algo como eso? Le gustaban mucho los acertijos y adivinanzas, y a mi me encantaba su conversación.
He conocido a una persona que se hace llamar Iconoclasta y al cual le queda muy bien el nombre. Me gusta leer lo que escribe, y sus artìculos frecuentemente me mueven a pensar, y a apreciar el punto de vista mas pràctico que el mío, que soy una romántica soñadora a pesar de todo. Iconoclasta es una persona interesante, me imagino que a mucha gente no debe parecerle las cosas que escribe, pero, es un punto de vista enriquecedor, informativo, estudiado y diferente. Aunque se que a el no le afectarà si lo critican. Se que el se alimenta de todo ello. Después de todo el ser así es lo que lo hace diferente. E interesante.
Hay que leer en el libro que son las personas, del cual aprendes mas que en los libros que hayan sido escritos por personajes famosos, ya que algo hay de narcisista y condescendiente en el hecho de escribir. Y las personas son transparentes por mas que quieran cubrirse. ¿Què. folclòrica? ¿Y porquè no?
Así, he aprendido mas de mis abuelos, del señor que vende fruta, del mensajero de mi trabajo, del que vende el periòdico o de la señora de la limpieza, que de todos los Jefes ilustres y personajes intelectuales o intelectualoides que he conocido.
Las personas normales, promedio somos las que formamos el mundo y si, hay genios y genios, que han ayudado al desarrollo tecnològico, cientìfico, artìstico, o de muchos aspectos de la humanidad.
Pero para mi, mi papa es mejor que Einstein, mi amigo el Inge es mejor que el Che Guevara, y mi hermana Virgen es mucho mejor que Sor Juana Ines de la Cruz.

4 comentarios:

Iconoclasta dijo...

Gracias por tus comentarios.Es bueno recibir cumplidos y mas en un blog ajeno.

Me gusta visitar tu blog y aunque nuestros estilos se diferencian en algunos aspectos se complementan en otros.

Tu estilo romántico y musical me gustan, es refrescante saber que aún hay mujeres que sueñan.Yo también soy así, aunque no lo plasmo de entrada en mi imagen.

virlise dijo...

me gusto mucho lo que escribiste..
yo creo que todos tenemos "algo" que nos hace "alguien".
habra gente q este de acuerdo, como las habra que no... pero siempre es importante ser uno mismo, o tratar por lo menos, de serlo.
aunque a veces es casi imposible ignorar las opiniones.

un saludo...
vir.

Fausto dijo...

Que buen blog tienes, lo voy a visitar seguido. Gracias por agregar un link a mi blog, ya estoy poniendo el tuyo en el mio. Me gusta mucho como escribes!...

misboso dijo...

Me he tropezado con tu blog de casualidad, pero la verdad, es que me ha encantado.
Así que lo visitaré más a menudo.
Me ha encantado todo lo que has escrito bajo el título, "Personas interesantes", aunque las primeras cinco líneas he de decirte que me han gustado especialmente.

CONTENIDO PROTEGIDO POR: