martes, 13 de noviembre de 2007

Paz



"Iba yo por un camino lleno de yerba, cuando de repente, alguien dijo detras de mi:
- Mira, a ver si me conoces¡-
Me volví, le miré y le dije:
-No me acuerdo de tu nombre-
Ella dijo:
- Yo soy aquella primera Pena grande que tuviste hace tiempo-
Parecían sus ojos una mañana con el rocío todavía en el aire.
Estuve callada un rato, y luego le dije:
- ¿Has perdido aquella carga inmensa de tus lágrimas?-
Ella sonrió sin contestarme.
Comprendí que sus lágrimas habían tenido tiempo ya de aprender el lenguaje de las sonrisas.
- Una vez dijiste- suspiró- que acariciarías tu pesar para siempre-
Avergonzada respondí:
- Verdad, pero los años han pasado y lo olvidé-
Entonces tomé su mano y le dije:
-Pero tu también has cambiado-
Me contestó:
- Lo que fué pena un día es ahora PAZ...-"

No hay comentarios.:

CONTENIDO PROTEGIDO POR: