martes, 13 de noviembre de 2007

Al despertar...



Las sombras invadieron la ciudad...
Los ojos cerrados, las caras dormidas, los cuerpos quietos.
El silencio que han dejado al caer la noche sus voces alteradas, amables, amorosas, indiferentes, flota como algo casi tangible en el viento fresco.

Habla el silencio, grita y canta por sobre la oscuridad...
Estoy también quieta, silenciosa y mi mente flota en los sueños de mi ser. Y mi silencio me habla de mi voz ahora ausente...

La ciudad esta dormida, quieta, muda.
Y yo estoy en ella.

Mi cuerpo, al igual qu los demas sigue ahi;

pero mi espiritu vuela, gira, se eleva y desciende en silencio, en completa comunión con el viento y el recuerdo....

Con el despertar de la luz, rayando el alba, las sombras se irán.
Los silencios callarán,

Y al despertar, se que no habrá mas soledad....

No hay comentarios.:

CONTENIDO PROTEGIDO POR: