miércoles, 6 de febrero de 2008

Debajo...



Cierro los ojos.,, mientras me sumerjo en el rio de mis recuerdos, siento el agua envolviéndome y vuelvo en el tiempo, al lugar añorado de mi infancia.


Me muevo lentamente, aunque con facilidad. Abro los ojos, y observo las burbujas que me rodean y giro y agito las aguas mientras trato de atraparlas.


Arriba, sobre mi, solo miro una luz intensa y brillante, de donde vengo y a donde regresaré cuando salga de aqui.


Mientras desciendo, llegan a mi sonidos extraños y aislados, de voces amadas, y añoradas que acuden a mi, y me abrazan, y vuelvo a verlos en mi mente, en mi corazon, a mi alrededor.


Rio, y al abrir mi boca, el sabor del agua me inunda. Es salada. Y entonces me doy cuenta: este rio tan mio esta hecho de mis lágrimas, que se vierten en el cauce y recorren la vida y el tiempo, formado por los instantes que se han ido y permanecerán por siempre.


Al fin, llego al fondo, y mis pies desnudos se hunden en la arena y las piedrecillas y, al contacto, se convierten en una extensión de el suelo, en una especie de rama antropomorfa que vive sumergida, como aquel árbol en medio del lago, o el mástil de un barco antiguo hundido hace siglos.


La luz arriba me llama, pero no deseo salir.


Me he quedado en el fondo del rio, junto a quien fui y a quienes amo, y en mi corazón llevo conmigo a quienes están arriba, afuera, de donde vengo, y a donde no regresaré jamás....

1 comentario:

david santos dijo...

Hola, Vices en el viento.
Muy hermoso y muy lindo, tu trabajo.
gracias por compartirlo.

CONTENIDO PROTEGIDO POR: