miércoles, 12 de marzo de 2008

El rio...

Esta imagen es lo que mis ojos ven todas las mañanas al mirar por la ventana, al salir de mi casa para dirigirme a donde mis pasos me lleven. Y lo miro asi, porque en mi mente este es el recuerdo que persiste y el que mis ojos quieren mirar.


Toda mi vida he vivido frente al rio, y mis padres, mis abuelos, mis bisabuelos... no se hasta cuantas generaciones... cuando la vida entera dependia de el y de los frutos de los arboles en sus orillas.....mi vida entera se ha desarrollado con el cerro, azul y lejano, como testigo, los arboles, la tierra y el rio....


El rio que , como mis seres queridos, como lo que ya paso, se esta extinguiendo, y no quisiera ver como se seca, como poco a poco desaparece y deja de formar parte de la vida de quienes hemos estado tan cerca suyo..


En mi interior sin embargo, prevalece esta imagen de sus dias de gloria, cuando era una dicha nadar en sus aguas, en las cuales se quedo la infancia de tantos seres queridos, de tantas personas que, como yo, crecieron con la fuerza de su corriente cristalina y profunda, y en sus margenes....


Uno a uno cada uno de ellos, como las aguas del rio, se ha ido yendo. Partes fundamentales de la vida, que, como la corriente del rio, se han ido, pero siempre permanecen. El rio de mi infancia, de mis sueños y mis desventuras..


En sus margenes jugabamos mi amado primo Abraham y yo, y el cortaba florecillas blancas y me regalaba un ramo. Y yo lo queria tanto. Ahi jugue con mis hermanas, y escuche a mi madre cantar mientras lavaba en una roca lisa del rio. Ahi vivi mi primer amor de infancia. El rio era fuente de tantas leyendas e historias, en las cuales nos extasiaba mi madre, relatando cosas que no sabiamos si habian pasado, pero debian ser ciertas porque ella lo decia.

Los arboles de las orillas eran el hermoso marco que siempre acompaño su afluente.

Las libelulas y catarinas que volaban en las plantas de su ribera eran hadas encantadas de algun cuento fantastico.
Hace mucho tiempo que me sumergi en sus aguas por ultima vez, pero mi alma quedo empapada de los recuerdos de sus aguas. Vivo con la piel humeda y los ojos anegados desde entonces.


Mi corazon y mi infancia siempre tendran el aroma fresco del rio y la hierba recien cortada, y los sonidos, amados y sempiternos de la risa de mis hermanas, el murmullo de la corriente cristalina y el canto melodioso de mi amada madre...



Luared
http://vocesenviento.blogspot.com

1 comentario:

Ditaur dijo...

This comment has been removed because it linked to malicious content. Learn more.

CONTENIDO PROTEGIDO POR: