jueves, 28 de agosto de 2008

Hambre de cariño....



- Si no comes, te vamos a regalar con otra familia, y ya no nos vas a ver nunca....
Esto me decia mi mama cuando, teniendo 4 años, y no queria comer. En mi imaginacion, me veia en algun paraje oscuro, hùmedo , lleno de basura, donde mis papas me abandonaban, y un hombre y una mujer, desconocidos y horribles, me tomaban de lamano y me alejaban de ellos...
Cuando, gracias al trabajo bien pagado de mi papa, mi mama compraba muchisima comida, yo ya contaba con 8 años, y comence a comer mucho y de todo, en mi cabeza retumbaban aquellas palabras: "- Si no comes, te vamos a regalar con otra familia, y ya no nos vas a ver nunca.."... y aunque ya comprendia que aquello no podia ser asi, por algun impulso que yo ya no podia controlar, asocie, la comida con la familia, con la compañia, y el no comer con la soledad y el abandono.... asi que comia y comia cada vez mas para agradar a mis papas.
Con tendencia, por herencia a engordar, comence a subir de peso, asi, a los diez años ya era una niña mas bien gordita, y con anteojos de fondo de botella, por añadidura. Las bromas y los apodos que mis compañeros me daban, me hacian sufrir mucho, asi que decidi no volver a salir a jugar con nadie, evitaba ir hasta a la tienda para que no me vieran y me gritaran cosas como: ¡Marrana¡ Barril¡ elefante¡, etccc
Vivi, asi, casi encerrada por completo, solo acompañada de mis libros y mis discos.
Pero en mi familia las cosas eran casi lo mismo. Cuando peleaba con mis hermanas ellas aprovechaban para gritarme el apodo que me habian puesto: Marrano. En una ocasion escuche a mis tias comentar: " Ale, es la inteligencia gorda" o "Su gran defecto es que es muy gorda".
Mi mamita, tambien era gordita, comenzo a engordar despues de mi nacimiento, y fue en aumento, como yo. Yo escuchaba como mi papa la despreciaba por su gordura, como ella sufria por no ser delgada, por no poder adelgazar, embarazo tras embarazo, se refugiaba en la comida y se volvio todo un circulo vicioso. Mi madre, tan alegre, comenzo a amargarse. Entonces, viendome en su situacion, y odiandose por algo que no era su culpa, comenzo a insultarme tambien a mi, por ser gorda. Yo se que todo era por su propio sufrimiento, yo comprendo su dolor ante el desprecio de quien amaba, pero eso lo se ahora, en aquel entonces yo no comprendia bien porque me decia aquellas palabras tan ofensivas: Mastodonte, Troglodita, etc....Mi papa en una ocasion me dijo que yo daba asco....Claro que esto no era todos los dias ni fue siempre, pero con una sola vez que lo hayan hecho, se me quedo grabado como si me lo hubieran marcado con hierro al rojo vivo.
Asi, cuando ingrese ala secundaria, iba ya con el estigma de mi gordura, y cada vez que me miraba en el espejo me veia mas gorda todavia. El constante ir y venir a pie a la secundaria, aunado a mi enamoramiento platonico de un compañero de clase, lograron que, en segundo de secundaria ya hubiera adelgazado. Sin embargo, yo seguia mirandome gorda. Cuando sali de tercero de secundaria, era mas bien rellenita, y al ingresar a la preparatoria ya estaba delgada de nuevo... luego sufri algunos problemas en la escuela y personales, ingrese a otra escuela y comence a engordar de nuevo.
En ese tiempo conoci al amor y tormento de mis dias en aquel tiempo, alguien mucho mayor que yo, con el cual comence a vivir un tipo de relacion alque no estaba acostumbrada. De hecho mi experiencia con los novios se limitaba a dos a los cuales apenas y bese.
Esta nueva relacion, tormentosa y problematica para mi edad, causo que, cuando nos separamos por primera vez, me enfermara. Estaba de nuevo gorda y cuando enferme, comence a vomitar todo lo que comia, tenia infeccion en el estomago, no queria comer....esto duro por espacio de dos semanas en las cuales pase vomitando y estaba tan debil que no podia ni levantarme de la cama. No era ni consciente de mi ni de lo que psaba.
Ala mitad de la tercera semana, me levante, durante mi convalescencia estuve usando bata y piyama, pero cuando me senti mejor, me bañe y cambie con ropa de calle. Mis faldas se me caian. Los pantalones tambien. busque ropa que me quedara y encontre un pantalon de mezclilla y una blusa que no sabia de quien eran pero me quedaron bien. Yo ya habia renunciado a mirarme en el espejo, asi, que solo sali de el cuarto a la cocina. mi abuela me miro asombrada, pero no me dijo nada. Sali, con mi prima, queera mi vecina, quien tambien se me quedo viendo con asombro. Cuando, un amigo de la familia que estaba con ella me dijo:
-Estas delgadisima, que te paso?
Me quede estupefacta. Fui a mirarme en el espejo. Era verdad. Era delgada¡ pero muy delgada¡... me recupere por completo, y con la seguridad de mi nueva figura, comencea salir, a hacer deporte, me inscribi en otra escuela, en fin.... cuando me pese me di cuenta que de 65 kilos que pesaba antes de enfermarme , llegue a 50, cuando sali de la enfermedad. la ropa que me puse, era de mi prima de 11 años.
Cuando regrese a mi relacion tormentosa, todo fue bien por espacio de algun tiempo. Pero luego, cuando comenzaron los problemas de nuevo, al mirarme al espejo, comence a notar que engordaba. Era mi imaginacion, pero yo me veia REALMENTE gorda, cuando me pesaba y las basculas, invariablemente fluctuaban entre 48 y 49 kilos, yo estaba segura que estaban descompuestas, pues yo me miraba como un cerdo (eso pensaba).
Entonces, recorde, que cuando enferme, adelgace rapidamente porque vomitaba todo. Asi que comence a provocarme el vomito. De todas formas no comia mucho, pero llego el momento en que, aunque solo hubiera dado una mordida pequeña a una galleta, sentia que habia comido muchisimo, e iba de inmediato a vomitarlo. Durante meses estuve vomitando lo que comia, cuando comia. La bascula ya marcaba 43 kilos, yo estaba en los huesos, pero creanme, en el espejo YO ME VEIA GORDISIMA, nadie me podia convencer de que estaba delgada. al parque a clases de gimnasia, por las mañanas. No comia, solo tomaba agua, y ya hasta los jugos me parecian demasiado.
No encontraba ropa de mi talla, la de mi talla, era solo para niñas, siempre tenia que ajustar la ropa de talla mas chica para que me quedara.
En el inter de todo esto, volvi y deje varias veces a mi amado tormento. Comence otra relacion con un joven sano, y bueno, compañero de mi escuela. Y segui con mi mal habito y mi idea de estar gorda. Cuando, recostada en el sillon de exploracion del ginecologo este me confirmo mi incipiente embarazo, en ese momento, cuando me levante y me mire en el gran espejo que tenia de fondo, me mire tal como era: Una joven de 1.49mt de estarura, cabello largo, delgadisima, con una pequeña protuberancia en el vientre. Iba a ser mama¡¡¡¡ ya no importaba si era gorda, ya sabia que no lo era. Entonces me di cuenta que tenia que comer. me costo mucho trabajo al principio, pero, con el tiempo todo volvio a la normalidad, y mi hijo nacio con bien. Pero habia engordado de nuevo... y comence otra vez con mi mal habito......
Asi, temiendo a muerte ala gordura, y sintiendome cada vez mas gorda, sin estarlo, volvi con mi antiguo amado tormento.... y segui con aquella costumbre que ya me parecia algo normal.
Sucedio luego que, a la muerte de mi amada abuela, me di cuenta que no importaba si era gorda o flaca, cuando mueres, eso no importa. De que sirve ser delgada? Fui mas feliz cuando era gordita que cuando fui delgada, que fue la epoca mas triste y problematica de mi vida. No digo que sea malo ser flaca pero una figura o un rostro perfecto no deben ser tu prioridad en la vida. Desgraciadamente yo aprendi por experiencia propia cuanto te puede lastimar la gente cuando eres diferente o esteticamente no perfecto. Desde mi casa, desde mi cuna, el desprecio por la gordura (que es mala, pero no deberia ser motivo de discriminacion) era algo normal, aunque cruel.

Mi autoestima jamas se recupero, si tus propios padres te desprecian ¿como esperar que alguien te quiera? Entonces, cuando por fin fui delgada, aunque yo me veia gorda, me sentia indigna de que alguien me quisiera, a menos que fuera delgada. Pero jamas iba a satisfacerme porque mi gordura estaba en mi imaginacion.
Con el tiempo aprendi todo esto, a aceptarme como soy y a cambiar lo que no deberia ser, en aquel tiempo yo jamas escuche la palabra anorexia ni bulimia, pero era lo que yo tenia.

Se que mis riñones estan dañados por el contnuo vomito. Se que mi corazon es mas debil por la misma razon. Sufro de continuo reflujo y, debido a los acidos que subieron por mi esofago hasta mi garganta durante años cuando vomitaba, tengo la garganta casi cerrada por cicatrizacion y mi esofago me duele continuamente.

Pero eso ya no puedo remediarlo.Lo que me que da es vigilar y observar a mis niños.

Mi hijita Luared tiene mi tendencia a engordar. Come muchisimo y a veces no se como decrile sin herirla y sin predisponerla a sobrevalorar lo fisico, que no coma tanto, que no quiero que este gorda, que no quiero que pase lo que yo. Que lo peor de engordar es la diabetes, la alta presion, las enfermedades ligadas al sobrepeso. Que no lo haga por como la ven los demas sino por ella, por su salud. Quisiera decirle que la apariencia no importa, que quien la quiera la querra como ella sea, porque lo importante es lo que no se ve, los sentimientos, la inteligencia, el corazon... pero se que el resto del mundo la bombardeara con modelos de mujeres superflacas, que ella pensara que son su modelo a seguir, de personas que le diran que adelgace para verse bien, para conseguir novio, etc.... eso no es lo que quiero que ella piense.
Mi hermana Blanca, comenzo a engordar tambien despues de su matrimonio, y su marido, hacia constantes burlas, la despreciaba y humillaba delante de su familia porque ella era gorda. Entonces mi hermana se obsesiono con la idea de adelgazar, pero no lo lograba y esto acrecentaba las burlas de su marido. Luego ella se dio cuenta que aquello ya no valia la pena y dejo a su esposo. Se fue a vivir con mi mama. Cuando esta murio, su marido quiso regresar con ella, pero ahora mi hermana sentia rabia por el sufrimiento de mi madre por ser gorda, y decidio que ella no sufriria mas lo mismo. No volvio con su marido, y, comenzo a adelgazar. Mi hermana a quien tanto quiero, por fin elevo su autoestima, se libero de todo aquello, y tomo la mejor decision posible.
Mi mama toda la vida trato de adelgazar, a pesar de su gran gusto por la comida, por herencia y por su gordura, adquirio diabetes. Los ultimos años de su vida, adelgazo dramaticamente y se veia muy bien.aunque yo la escuchaba vomitar muy seguido, ya no se si por la enfermedad, o a proposito, ya no comia casi al final.
Cuando, finalmente su corazon se durmio, cansado y tras dias de vomito. y despues del dolor de sepultarla, sacamos del ropero todas sus pertenencias. Alli, en primera fila, estaba un hermoso vestido que ella queria usar el dia de su aniversairo de bodas, cinco dias despues de su muerte. Era un vestido de una talla chica, que cuando se midio, le faltaron como cinco centimetros para que cerrara. Ella en ese momento, aseguro: Dentro de un mes, me va a quedar....eso fue un mes antes de su muerte, nunca pudo probarselo de nuevo, y yo lo tengo en mi ropero, reocrdando el lastimado corazon de mi mamita, que siempre quiso ser flaca, y que a nosotros no nos importaba que fuera gordita, porque era hermosa y alegre y radiante, asi como ella era.......
.

1 comentario:

Mile dijo...

Que impresion... tu relato es muy fuerte y deveras que es muy dificil imaginar pasar por toda esta situcion... me hace pensar en mi nena a quien espero Diosito la bendiga con buena salud y buena autoestima... saludos y que valiente!

CONTENIDO PROTEGIDO POR: