jueves, 7 de agosto de 2008

Pequeña Orgullosa



Aquellos ojos claros me miraban y yo me derretia... tenia 14 años y estaba enamorada de un compañero de clase, con el cual me pasaba la mayor parte del tiempo peleando, ya que por numeracion nos tocaba sentarnos en filas adyacentes, uno junto al otro.
El nunca se entero de lo que sentia por el (al menos eso espero), y yo nunca me hice ilusiones de algo mas concreto, porque aunque siempre he sido una romantica empedernida, me sentia mucho mejor amandolo en silencio.
Ademas el era muy popular, y tenia montones de niñas detras suyo, era guapo, simpatico, y cantaba hermoso, yo continuamente lo increpaba porque cantaba y tarareaba a toda hora, durante clase, en el recreo, y le decia que se callara porque me molestaba su canto. La verdad era que adoraba el tono de su voz, y siempre, cuando le decia que se callara, cantaba mas fuerte, y cambiaba a alguna cancion de amor, y se me acercaba como si me la estuviera dedicando, aunque lo hacia solo por molestar..... el fue mi fuerza y mi ilusion, era por quien iba a clases sin faltar un solo dia, era quien me motivaba a estudiar, a tener buenas calificaciones, para que el me pidiera ayuda con las clases, era por quien me hacia la tonta a la hora de la salida, mientras esperaba que saliera, solo para ir detras de el todo el camino a casa... me elevo con su canto, me enriquecio con su compañia, sus dulces ojos claros me iluminaron un camino lleno de espinas y piedras... lo recuerdo nitidamente de pie en el umbral de la puerta de nuestro salon de clase, cantando esta cancion, cuando yo pasaba junto a el para salir al receso.... aunque me la cantaba solo por molestar, el evocarlo cantadola, me lleva a un momento en el cual no existia el dolor, ni la soledad, ni el desprecio, la muerte ni la enfermedad... solo el ... y yo...aunque el nunca lo supo....


y pasas de largo,
y tus dulces ojos ven,
mi figura quieta,
mirando a otra mujer,

y lo mas curioso,
es que no puedes fingir,
estas que te mueres,
por que no me fijo en ti,

Pequeña Orgullosa,
tu sabes que yo te quiero,
que por ti me muero,
Pequeña Orgullosa,

Pequeña Orgullosa,
tu sabes que yo te quiero,
tu sabes que por ti me muero,
Pequeña Orgullosa,

y cuando te miro,
bajas tu mirada,
yo se que te gusto,
pero no dices nada,
si trato de hablarte,
no quieres mi razon,
pero al mirar tus ojos,
tiembla tu corazon,

Pequeña Orgullosa,
tu sabes que yo te quiero,
tu sabes que por ti me muero,
Pequeña Orgullosa

1 comentario:

Ligia dijo...

Es una historia bonita.Quizás no lo hacía por fastidiar, sino que no se atrevía a decirte también lo que sentía. Pasa por mi blog para que leas la última historia que puse y encuentra la "similitud" con la tuya (salvando la distancia y el tiempo). Un abrazo

CONTENIDO PROTEGIDO POR: