jueves, 11 de septiembre de 2008



Siempre he pensado que mi padre sobreprotegio a mi hermano menor (el unico hombre), y a mi en lo particular, me educo para sobrevivir. Cuando sali de la preparatoria, me dijo que si queria una carrera, estudiara para pagarmela y fue lo que hice, trabajar por el dia y estudiar por la noche. Siempre me exigio mucho, buenas calificaciones, me trato como si fuera un hombre, y esperaba mucho de mi....pero me enseño a no esperar compasion, ni empatia, a arreglarmelas sola, con lo que tuviera a la mano.... y le agradezco infinitamente que asi me haya forjado algo muy importante: Caràcter.

En este mundo actual lo determinante para triunfar será el carácter, no exactamente el conocimiento, como muchos pudiéramos creer. Tener temple, salir de fracasos adecuadamente, hacer de los fracasos un desafío y no una tragedia....

Un hijo forjará carácter si percibe claramente la autoridad de los padres. Con presencia de autoridad los niños y jóvenes a su vez actuarán con autoridad para resolver sus problemas; actuarán por determinaciones. Sin presencia de autoridad nuestros hijos serán débiles de carácter y actuarán por impulsos con los consecuentes problemas de adaptación.¿Exceso de autoridad? Siempre será mejor exceso que falta de autoridad. El límite de autoridad lo pone la siguiente regla: 'La autoridad no debe humillar'. Mi hija mayor, que tiene 12 años, se convirtio en toda una reina del drama cuando le negue permiso para depilarse las piernas, me argumento mil cosas: que TOOODAS sus amigas se depilaban, que no era nada malo, que estaba de moda. Pero a mi parecer es demasiado chica aun para ese tipo de arreglo, ademas que sus piernas no son nada velludas, tiene vellitos muy finitos que casi ni se notan. Cuando despues de mucho insistir, y ante mi negativa, me amenazo con hacerlo de todas maneras, fue la gota que derramo el vaso. Entonces, con toda la calma que pude, le explique mis razones para que no se depilara entre ellas, que se iba a convertir en esclava de la depilacion para toda su vida, y luego agregue con la misma calma: Mi decision es que no te vas a depilar porque aun eres mi responsabilidad, pero si aun asi, lo haces, por la mañana amaneceras tambien con las cejas depiladas. Santo remedio. Se que no hubiera sido capaz de hacerlo si yo no se lo permito, pero tambien sabe que soy capaz de cumplir lo que le digo. No necesito mas que mi voz y presencia para que ella sepa quien manda. Por si se le olvida con quien esta hablando. No podemos ser amigos de nuestros hijos. Podemos llevarnos lo mejor posible con ellos y tener confianza como de amigos, pero ellos necesitan una guia, una presencia de autoridad, alguien con quien sentirse seguros, y les diga por donde ir.

Básicamente lo que es el niño o el joven hoy será el adulto del mañana. De vez en cuando hay que mirar al hijo como un adulto potencial. ¿Queremos que nuestros hijos no sufran? Entonces hay que prepararlos para sufrir. No podemos estarle evitando todo el tiempo todo posible sufrimiento ¿si no cuándo aprenderá? Como decia mi mama: Nadie escarmienta en cabeza ajena. Ellos deben cometer sus propios errores, pero aprender de ellos y levantarse cada vez. Deben comprender la muerte, los problemas de la vida, los problemas en el trato de sus congéneres. No debemos resolverles todos los problemas, hay que ayudarlos a que poco a poco los resuelvan ellos mismos. Solamente tenermos que guiarlos y estar cerca de ellos por si non necesitan en realidad.

El ritual de hombria para los niños cherokees, consiste en que el niño en cuestion es vendado de los ojos, y se le deja en medio del bosque, sentado en un tronco, donde tiene que pasar toda la noche sin quitarse la venda. El niño pasa la noche solo, escuchando los atemorizantes sonidos, tal vez de animales, depredadores, que podrian dañarlo, pero no debe huir ni quitarse la venda. Y una vez terminado el ritual no debe contar a nadie lo que paso en el bosque. Cuando, por la mañana, por fin el niño - ahora hombre- se quita la venda de los ojos, lo primero que mira es a su padre, que esta sentado junto a el, cuidandolo de todo peligro. Pero el niño ahora tiene fe en si y confianza.

Nadie logra metas exitosas y duraderas sin un poco de sufrimiento. ¿Alguien imagina a un campeón de atletismo que no sufra para lograr sus marcas? Eso se aplica a todo tipo de campeón y a todo tipo de actividad. Debemos recordar que "ningun arbol esta solido y fuerte como aquel que ha sido azotado por continuos vientos, por que con la fuerza que estos lo golpean, asi se acrecentan y fortifican sus raices" . Siempre hay que pensar que, en parte, no queremos que ellos sufran para no sufrir nosotros, pero les hacemos un daño con miras al futuro.
Hay que enseñarles a hacer ESFUERZOS SUPLEMENTARIOS. Que sepan que siempre se puede un poquito más. Recuerda que nadie recoge su cosecha sin sembrar muchas semillas y abonar mucha tierra.
Es muy importante enseñarles a carecer, es decir a 'sentir la falta de' y arreglárselas por sí mismos. Hay chicos que no juegan su deporte si no tienen zapatillas de 'marca'. Si no aprendes a carecer no aprendes a arreglártelas.

Cuando mis hijos estaban en el kinder, pase una termporada sin trabajar asi que me dedicaba 100% a ellos y el hogar. Como solo teniamos un ingreso, teniamos que recortarnos en muchos gastos y en el kinder les pedian manualidades y trabajos que yo tenia que hacer para qeu ellos llevaran a clase. En una ocasion a mi hijo menor le encargaron una camara ( grabadora ) de television de esas que usan los reporteros, pero de carton o de "mentiritas". Yo no tenia dinero para comprar material ni nada, asi que con unas hojas negras de un album, algunas tapas negras, foami y cinta de aislar negra, fabricamos una que nos quedo muy bien. Cuando la presento mi niño en su kinder la maestra me felicito y todos los niños estaban entusiasmados por que la camara parecia real, segun decian. las otras camaras estaban hechas con muy buenos materiales, y la maestra me pregunto como le habia hecho para lograr ese efecto, pero solo pude decirle la verdad: Me las arreglo lo mejor que puedo con lo que tengo. Y se que mis hijos, que me ayudan en el proceso, aprenden eso: a resolver los problemas lo mejor que se pueda, con lo que te dan. a aprovechar tus habilidades y los materiales a mano para lograr "hacer un fax con hojas de palmera".

Es importante por que no siempre vana a tener en la vida y lo mas significativo: no siempre nos van a tener a NOSOTROS para ayudarles. Aunque tengamos para darles el 100%, los chicos deben saber el valor de las cosas. Si no lo hacen de chicos, les será muy difícil de adultos y allí sí que van a sufrir y nosotros también con ellos. ¿Cómo les enseñamos a carecer? ¡Dándoles un poquito menos de lo que necesitan! ¡No hay otra manera! Si no ¿cómo sienten la falta de? Así aprenden a apreciar lo que tienen. A valorar las cosas, a saber que tienen mucho, en comparacion con los menos afortunados que ellos. Aprenden a no ser ingratos. Aprenden a no sentir que todo se lo merecen y nosotros como padres les debemos resolver todo. Aprenden a gozar de la vida porque muchas veces se goza en las cosas sencillas. Aprenden a no quejarse, sino resolver, a ser solucion, no parte del problema.Una excelente escuela para aprender a carecer (sin morir en el intento) es la mesa del hogar, la comida. ¿Qué debemos darles de comer? ¡Lo que nosotros decidamos que es bueno para ellos! Es no sólo por su bien estomacal, sino que es una excelente forma de que aprendan a carecer, que no sean ingratos, que no sean quejosos. 'Mami... no me gustan las lentejas'. Si quieren hacerles un bien para la vida, denles las lentejas. Habrá berrinches, no se exalten (autoridad no es gritar), que no coma si no quiere, pero cuando le vuelva el hambre: ¡SORPRESA! ... ¡Las lentejas del refrigerador calentadas!Parece increíble, pero si no hacemos este tipo de cosas no se podrá adaptar. La comida es una buena escuela del carecer, pues así no serán quisquillosos en sus relaciones sociales, en el trabajo y en el mundo real. También hay que educarlos en el servicio. Una familia normal es un equipo de trabajo con pocas tareas: tender la cama, limpiar los cuartos, lavar los platos, pintar la casa, etc. Hay que educarlos para que realicen labores de hogar, aunque lo hagan mal al principio. Si no hacen este tipo de servicios luego tendrán problemas. Las escuelas más importantes de liderazgo del mundo enseñan a los jóvenes a carecer, para que sepan y entiendan el mundo y lo puedan liderar. ¿El dinero del domingo? Que sean una cantidad fija, más bien, semanales y algo menos de lo que creen que necesitan. Así aprenden a administrar el dinero. Claro que se deben aceptar excepciones, pero conversadas serenamente.Construyamos hijos luchadores, no debiluchos sobreprotegidos.. Que se superen a sí mismos. Que tomen los problemas como desafíos para mejorar. Recuerden que nadie alcanza altura con un solo vuelo. También hay que ilusionarlos con ideales, metas futuras, sueños para que sean buenos de corazón. Importante también es estar convencidos de que triunfador no equivale a tener 'dinero o propiedades', triunfadores son aquellos que son felices con lo que hacen, con su vida. Solamente así podrán hacer felices a otros.Los hijos con carácter templado, conocimiento del carecer, educados en el servicio y plenos de amor e ilusiones serán hijos triunfadores. Los padres tenemos la gran responsabilidad de criar hijos que transformen nuestro país, en uno donde reine la libertad, la abundancia, la justicia y sobre todo la felicidad. Y es una gran tarea esta de formar hombres y mujeres seguros y felices....

1 comentario:

Ligia dijo...

Tienes mucha razón en todas tus palabras, Alex. Es una tarea bien difícil la de educar y formar a nuestros hijos para que sean hombres y mujeres felices, leales, justos y honrados.
Pero también he visto casos de dos hermanos con una misma educación, y cada uno la recibe de distinta manera, y los padres sin poder hacer nada para cambiar a uno de ellos. Has escrito un texto con muchas enseñanzas. Un abrazo

CONTENIDO PROTEGIDO POR: