martes, 8 de noviembre de 2011

ECOS

En la reverberacion del recuerdo tus ojos son mas profundos, tus manos mas suaves y tu voz mas grave y su eco resuena por los rincones de mi corazón.


Mirarte con los ojos del ayer. Escucharte en el resplandor silencioso del recuerdo .

Me sorprendo a veces evocando a quien solias ser, porque no puedo mirarte de otra forma, mi alma solo percibe el contenido, no la forma, estamos juntos a pesar del tiempo y la distancia precisamente por los ecos, por las reverberaciones, por lo que los ojos no miran y el corazón lleva consigo.

Al final de todo, cuando ya el cuerpo no nos estorbe, y en realidad solo seamos un recuerdo, no quedara mas que nuestra comunión, en el alma, y cada sonido, cada roce del viento, cada aroma fresco, nos traerá de vuelta a la vida y a nuestro amor

1 comentario:

Arevalo dijo...

Me gusta... un poco de nostalgia desvelada ¿no?

CONTENIDO PROTEGIDO POR: