viernes, 10 de agosto de 2007

Ojos en los dedos


En el libro de Español Lecturas de primaria, había una historia que se llamaba “ojos en los dedos”, que narraba el deseo que tenia una niña de tener uno ojo muy chiquito en el dedo para mirar cuando metiera la mano en la bolsa o la mochila, buscando algo, sin tener que sacar todo su contenido…. La idea me encanto y maravillo, y a mi vez, imagine también como seria si tuvieramos ojos en los dedos.
A medida que fui creciendo me di cuenta que ese deseo se me cumplio desde antes de nacer. Naci con astigmatismo y miopía, en un grado muy alto, lo que provoca que mire el mundo a traves de neblina, solamente siluetas, sombras y luces.
Cuando era muy niña recuerdo a veces estar confundida por no saber si aun estaba dormida , porque mis sueños se veian igual que la realidad. Pero como no tenia punto de comparación y nadie se había dado cuenta, pensaba que todo el mundo veia igual que yo. En el kinder tenia muchos problemas porque los niños ya se habían dado cuenta de mi problema y me escondian la ropa cuando jugabamos en el chapoteadoro.
Cuando entre a la primaria mi maestra se dio cuenta de la situación y fue cuando me compraron mis primeros anteojos… toda mi vida los he usado… los niños se burlaban de mi porque la alta graduación de mis lentes deformaba como se veian mis ojos haciendolos verse muy chiquitos…
. Toda mi edad escolar se burlaron de mi, pero procure nunca seguir el juego, aunque me dolia profundamente…
Es por eso que cuando me entere que el menor de mis niños padecia la misma enfermedad que yo, pero mas avanzada, porque teniendo 6 años usa la misma graduación que yo ahora, me sentí destrozada.
De entre todas las cosas buenas que pude haberle heredado a mi bebe, tuvo que ser esta precisamente la que le tocara. Mi hijo tiene unos hermosos ojos grandes y expresivos. Cuando lo lleve a comprar sus primeros lentes, cuando se los puse y lo mire comencé a llorar amargamente, pues en ese instante comprendi que tendria que pasar por todo lo que yo había pasado y tal vez mas, la gente me miraba extrañada y el me pregunto porque lloraba y yo le dije que de alegria porque ya miraba bien.
Luego pense que gracias a Dios no es completamente ciego. Sus hermosos ojitos estan escondidos detrás de unas gafas con una graduación tan alta que hace que como los mios entonces, se vean muy pequeños. En toda esa amargura pensaba yo cuando salimos de la optica.
Entonces mire su carita maravillada por todo lo que ahora podía ver con tanta claridad, tantas cosas que se estaba perdiendo por no mirar bien, y comprendi que no importaba, mi hijo es muy fuerte y va a saber pelear sus propias batallas…. Fue un regalo maravilloso mirar su expresión asombrada con cada cosa que miraba como si fuera la primera vez, que de hecho era la primera vez que las miraba, Volteo a verme y me acaricio el rostro me miro dulcemente y me dijo: “Mamita, eres mas bonita con lentes” era la primera vez que me miraba con claridad……
.Se que le espera una larga lucha para que no avance su enfermedad, ya que cada vez ira mirando menos, hasta que tenga la edad suficiente para operarlo, pero se que lo sabra sobrellevar porque estoy con el y porque el es mas fuerte de lo que yo quiero pensar…
Con todo es solo un niño y se desespera por no mirar bien. La otra noche me dijo que ya quería que le quitaran esos ojos que estaban sucios, para que se los limpiaran para ver bien o le pusieran unos nuevos.
Así que decidi explicarle su enfermedad, pero hacersela mas llevadera, le muestro laminas y dibujos de los ojos humanos y le explico porque el y yo y otras muchas personas no podemos mirar tan bien como el resto de la gente.
Quiero que se sienta especial, que esto no lo hace diferente ni menos que nadie, que cada obstáculo y cada problema es una oportunidad para demostrar tu valor y superarlo, y que a veces que no te den todo en la vida también es una forma de bendicion..
Así, por las noches le platico la historia de los ojos en los dedos, y le explico que el y yo somos miembros de un club secreto, que no podemos ver bien, pero que podemos mirar con los dedos, y entonces, y sin que se de cuenta, lo entreno para que reconozca los objetos con sus manos….. en nuestro mundo de penumbras ambos vamos a salir adelante porque estamos juntos, y porque después de todo, lo importante no es lo que miras con los ojos sino lo que ves con el corazón….


http://vocesenviento.blogspot.com
email: Luared@hotmail.com

No hay comentarios.:

CONTENIDO PROTEGIDO POR: