martes, 6 de noviembre de 2007

Metamorfosis


Era un cautivo beso enamorado
de una mano de nieve que tenia
la apariencia de un lirio desmayado

y el palpitar de un ave en agonía.


Y sucedió que un día,
aquella mano suave
de palidez de cirio,
de languidez de lirio,
de palpitar de ave,
se acercó tanto a la prisión del beso

que ya no pudo mas el pobre preso
y se escapó...

Mas, con voluble giro,
voló la mano hacia el confin lejano.
Y el beso,
que volaba tras la mano

rompiendo el aire,
se volvio suspiro.


Luis G Urbina

No hay comentarios.:

CONTENIDO PROTEGIDO POR: