viernes, 29 de febrero de 2008

FELICIDAD


La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor sino de lo que pasa dentro de nosotros; la felicidad se mide por el espíritu con el cual nos enfrentamos a los problemas de la vida.


La felicidad es un asunto de valentía; es tan fácil sentirse deprimido y desesperado.


La felicidad es un estado de ánimo; no somos felices en tanto no decidamos serlo.


La felicidad no consiste en hacer siempre lo que queramos; pero sí en querer todo lo que hagamos.


La felicidad nace de poner nuestro corazón en nuestro trabajo, y de hacerlo con alegría y entusiasmo.


La felicidad no tiene recetas; cada quien la cocina con el sazón de su propia meditación.


La felicidad no es una posada en el camino sino una forma de caminar por la vida.

3 comentarios:

Merr dijo...

Attention!

Stephen Crown dijo...

Estoy de acuerdo, la felicidad es una elección. No serás feliz hasta que decidas que eres digno de serlo. Puedes seguir culpando a los demas o a los problemas que dentro de si uno ve tan grandes, pero comentándolos y dándonos cuenta que hay cosas más grandes e importante. Es como se empieza el verdadero camino hacia la felicidad. El cual muy pocos toman, ya que como bien dices, es más fácil dejarse caer o dejar la depresión y entrar en el camino de la auto compasión... y lo digo yo.

Voces en el viento dijo...

Dicen que hay personas que se pierden las pequeñas alegrias mientras aguardan la gran felicidad... mucho se ha hablado de que no existe un estado llamado "felicidad", sino "la busqueda de la felicidad", esto es, que la felicidad no es la meta o el fin, sino el medio....
saludos ¡¡¡¡

CONTENIDO PROTEGIDO POR: