martes, 15 de julio de 2008

Por ellos...



Llego a mi casa a la una de la mañana, despues de un largo dia de trabajo... miro desde fuera, la luz de la cocina, encendida aun esperando mi llegada.
Entro a la casa sigilosamente, para no perturbar el sueño de mis queridos niños, y al entrar a mi habitacion lo primero que distingo es la fràgil silueta de mi hijito menor, que esta sentado en la cama, mirando la television.
Lo miro largamente, hace tantos dias que no tengo tiempo de estar con ellos... valdra la pena el esfuerzo y el sacrificio?... entenderan ellos porque me quedo trabajando en lugar de estar con ellos?...
El siente mi presencia y voltea, me mira tras sus pequeñas gafas, y una sonrisa algo desdentada se dibuja en su hermoso rostro.
- Mami, te estaba esperando¡¡¡¡-
Corre y me abraza, y casi no me deja respirar, me besa, y se cuelga de mi cuello. Noto entonces que esta ya muy grande. Que ya no es mi bebe.
- Porque no viniste a dormir anoche?, yo creia que ya no ibas a venir nunca, te extrañaba mucho¡¡¡¡- me dice.
El dia anterior llegue mas tarde aun, y me fui al trabajo temprano por la mañana cuando ellos aun no despertaban. Por eso cree que no fui a dormir.
Lo siento junto a mi en la cama, y el me platica cosas que le sucedieron el dia de hoy, y me abraza, y yo le cuento el cuento que tanto le gusta...
- Mami, dile a tu jefe que te deje descansar el domingo, si? para que nos lleves al parque....
Me duele el corazon de ver que les hago falta a mis niños, y entonces me asalta el miedo, un miedo profundo a ya no estar con ellos, a dejarlos solos, a morir cuando ellos todavia son tan niños. Desde que me entere de mi enfermedad no habia pensado en esa posibilidad.
Me entristece profundamente la imagen de mi niño, esperando en la noche que yo regrese, sin saber que ya no lo hare, y entonces recuerdo mi propia espera por ver a mi madre entrar por la puerta, y la horrible certeza de que no lo volvera a hacer jamas.
No quiero ese dolor para mis hijos.
Quisiera ser una madre normal, un ama de casa normal, y tener todo el tiempo disponible para ellos, pero no es posible, tengo que velar por su bienestar, y necesito trabajar. Quisiera pensar que ellos lo comprenderan algun dia.
Me acuesto, con mi niño acunado en mi brazo, y pienso que vale la pena el sacrificio si ellos van a tener la tranquilidad de su sueño bajo un techo, y de no necesitar nada mas.
Y se que, cuando llegue por las noches, cansada, fastidiada y a veces decepcionada, mis niños estaran esperandome para darme la bienvenida, y recordarme que por ellos todo vale la pena.
Felices sueños, angelito.....

6 comentarios:

Ligia dijo...

Es muy duro vivir así, sin disfrutar de los hijos y sin que ellos disfruten de los padres, pero está claro que a veces hay que sacrificarse para poder darles lo mejor, con la esperanza de que ellos lo entiendan algún día. Un abrazo

HacheM dijo...

El día de mañana ellos te agradecerán todo el esfuerzo que estás haciendo por ellos. Lo importante es que el poco tiempo que puedas brindarles sea tiempo de CALIDAD en el que les hagas saber que los amas y que son lo más importante para tí. Ellos no van a entender por qué llegas tarde del trabajo, ellos van a entender el amor que les demuestres afectivamente.

Te voy a enviar a tu correo una presentación que se llama Un nudo en la sábana...

Saludos Ale!

Victoria dijo...

Yo soy una hija que esperaba a su mama, una hija que tuvo que traer llaves de su casa desde los 11 anios y hacer mis deberes solita, sin embargo te digo esto:
VALIO LA PENA! si la extrane mucho, mucho pero hoy el resultado valio la pena y hoy ella me espera a mi en casa y yo trato de darle todo lo que quiera, ser hija de una madre que trabaja y se esfuerza es doblemente orgullo.
Siguele y cuando estes con tu hijo, respira profundo, se paciente y disfrutalo que veras que cuando el este grande hara lo mismo contigo...

Victoria

Voces en el viento dijo...

Gracias por sus comentarios

Ligia. si es muy dificil y sobre todo cuando, como antenoche, se te enferman y tu no estas... es desesperante.

H: Me gusto mucho el pps que me enviaste, y me dio una idea para que mis niños sepan que los tengo presentes aunque no este con ellos siempre qeu quisiera...

Victoria: Gracias por tu comprension hacia tu madre, y por la confianza en relatarme tu vivencia. Es dificil saber lo que piensan los hijos, pero tu honestidad me da la esperanza de que ellos tambien entiendan y no me odien por dejarlos solitos...
Felicita a tu mama por la hija que formo... y te felicito a ti por comprenderla y agradecerselo...

Saludos y gracias a todos¡¡¡¡..

Ale

Voces en el viento dijo...

Gracias por sus comentarios

Ligia. si es muy dificil y sobre todo cuando, como antenoche, se te enferman y tu no estas... es desesperante.

H: Me gusto mucho el pps que me enviaste, y me dio una idea para que mis niños sepan que los tengo presentes aunque no este con ellos siempre qeu quisiera...

Victoria: Gracias por tu comprension hacia tu madre, y por la confianza en relatarme tu vivencia. Es dificil saber lo que piensan los hijos, pero tu honestidad me da la esperanza de que ellos tambien entiendan y no me odien por dejarlos solitos...
Felicita a tu mama por la hija que formo... y te felicito a ti por comprenderla y agradecerselo...

Saludos y gracias a todos¡¡¡¡..

Ale

Victoria dijo...

otro consejillo
mi mama siempre me dejaba notitas en el buro si se iba sin despedirse en la mañana o si llegaba y yo ya estaba dormida asi cuando me despertaba yo sabia que ella habia pasado a darme un besito.

Victoria

CONTENIDO PROTEGIDO POR: