sábado, 6 de octubre de 2012

Por la mañana, al despertar, abriste los ojos.


Pero en realidad los abriste?

Miraste las hojas del arbol frente a tu casa, mecerse suavemente con la tenue brisa matinal del otoño?

Observaste a lo lejos como se iluminaba el cerro gradualmente

mientras el firmamento se decoloraba poco a poco al azul celeste brillante que te cubre ahora?

Miraste a tu pequeño hijo dormir, con su boquita abierta, escuc...haste su respiracion tranquila y sonreiste tranquilo de que pueda quedarse en cama descansando, regocijandote de su vida aun cuando durante el dia te haga ver tu suerte?

Agradeciste por las alegrias que te dan tus hijos, y tambien por los disgustos?, porque con ellos y apesar de ellos son todo para ti?

Te diste cuenta que tu niña te dejo una flor junto al buro, mientras dormias, y que tu hija mayor, te dejo preparado el desayuno para que no tardaras en tu arreglo matinal?

Tu vista se topo con el detalle que tu gran amigo, el mejor, hizo por ti, o el pequeño detalle que te dedico y sonreiste al recordarlo?

Miraste tu casa? tu techo, que aunque sea humilde es tuyo, y es tu hogar, porque alberga los corazones de quienes amas?

Te miraste en el espejo y viste en el el paso del tiempo en tu rostro, de las penas y tambien de las alegrias?

Te viste ahi y pensaste: Gracias por un dia mas de observar todas estas maravillas?

Saliste al aire fresco de la mañana llenando tus pulmones, maravillandote de el milagro de tu vista, de tu corazon, de tu vida, de la vida desbordante que te rodea y te grita cada mañana el milagro de la vida?

Si no viste todo eso.

En realidad no has abierto los ojos aun

1 comentario:

Hanna Xesco dijo...

Maravilloso texto !!!
La vida y sus pequeñas y grandes cosas . Besos

CONTENIDO PROTEGIDO POR: